AGV vs AMR: La batalla en la robótica móvil

Hablando de opciones de logística interna para el transporte automatizado de materiales, se tienen dos principales opciones:

  • AGV (Automatic Guided Vehicles).
  • AMR (Autonomous Mobile Robots).

Antes de comentar sus diferencias, hay que saber que los robots AGV llevan décadas siendo usados en multitud de fábricas para tareas de logística, transporte y producción.

Apenas hace unos años han entrado también en acción los robots AMR y han supuesto un gran cambio en los procesos de producción.

Veamos sus principales características, las cuales los hacen adecuados para determinados usos:

Navegación

En temas de navegación, los AGV son guiados por bandas magnéticas o cables instalados sobre o debajo del piso.

Por otro lado, los AMR crean y guardan un mapa de la instalación que le permite calcular dinámicamente la mejor ruta, por esta razón se les denomina autónomos, porque pueden moverse sin necesidad de guías, cables, bandas magnéticas o sensores como sí lo hacen los AGV.

Despliegue

Los AGV requieren la instalación de guías de navegación mientras que los AMR requieren cambios mínimos en las instalaciones, en ocasiones ninguno, esto depende del modelo a implementar.

Flexibilidad

El cambio de los patrones operativos o del flujo de trabajo de los AGV requiere repetir el proceso de implementación.

Los AMR planifican dinámicamente la ruta más corta de A a B, y en caso de que el flujo de trabajo cambie de A a C, los patrones operativos pueden ajustarse sin inconvenientes.

Capacidad de respuesta

A los AGV no es posible adaptarlos a cambios del entorno u obstáculos que se interpongan en su camino, aunque un punto a resaltar es que tienen una velocidad mayor.

Los AMR Son impredecibles, detectan y evitan automáticamente obstáculos y caminos bloqueados para encontrar la mejor ruta.

Precio

En cuanto al precio, un AMR es una tecnología mucho más avanzada que un AGV. 

Generalmente un AGV es una solución menos costosa, ya que un AMR no necesita cables, bandas magnéticas u otras modificaciones en la infraestructura de planta, por lo tanto, la instalación inicial de los AMR es más rápida y económica.

Si el proyecto requiere rutas muy largas, con muchos destinos, obstáculos y cambios de ruta, los AMR se vuelven más convenientes frente a otras tecnologías como la navegación magnética o láser.

Si el proyecto no requiere instalaciones tan complejas, los materiales siguen rutas fijas y no existen obstáculos frecuentemente, los AMR son más caros que los AGV.

¿Cuál es la conclusión?

Los AMR cuentan con una interfaz abierta y se utilizan con el fin de entregar automáticamente materiales en la línea para cumplir con procesos ágiles justo a tiempo, eliminando la necesidad de almacenamiento dentro de la producción.

Por otro lado, para fábricas de producción donde no hay obstáculos y la cadencia es muy importante para cumplir las necesidades de producción, los AGV permiten una mayor velocidad de entrega.

Por lo descrito anteriormente, es necesario evaluar el proyecto específicamente para determinar la aplicación que se dará a estos vehículos y definir cuál es el indicado.

Por lo tanto, no se puede concluir que los AMR son mejores que los AGV o al revés, sino que cada uno es óptimo dependiendo de cada caso.

En CRBT Robots Móviles te ayudamos a identificar las necesidades de tu proyecto a través de asesoría personalizada y con esto, determinaremos el tipo de tecnología que requieren implementar para lograr tus objetivos de trabajo.

¡Contáctanos para ser parte de tu proyecto y ser parte de la industria 4.0!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *